Legionela, Inspectores Sanidad, Nuevas Tecnologías y uso de Biocidas

Legionela, Inspectores Sanidad, Nuevas Tecnologías y uso de Biocidas

Dióxido Titanio Reactor h2oTITANIUM

Prevención de legionela sin químicos

Un hecho contrastado: el uso de biocidas tiene sus limitaciones. Y un segundo hecho, han aparecido nuevas tecnologías desde hace un buen número de años.

Me preguntan, en unas jornadas, cómo solventar la posición de los inspectores cuando éstos no admiten el uso de nuevas tecnologías como alternativa a los biocidas y se empecinan en el uso de éstos, aunque se trate de instalaciones problemáticas.

Mi respuesta no es complicada. Yo no intento convencer a la inspección. Los resultados se bastan por sí solos. Si los inspectores o auditores siguen empeñados en que se usen biocidas, es cuestión de tiempo. Ni los resultados ni el medio ambiente juegan a su favor. Basar en los biocidas nuestros procedimientos de trabajo es cada vez más arriesgado.

El cloro, biocida por excelencia, funciona bien. Está muy demostrado, pero, a su vez, los tratamientos a base de cloro y biocidas generan resistencia, conllevan subproductos indeseables y no garantizan el resultado.

La diferencia, más allá de su eficacia y eficiencia, entre una nueva tecnología (al menos nuestros reactores de dióxido de titanio) y un biocida no es que aquella sea un problema de inversión inicial, no. La diferencia radica en que la tecnología es una inversión y los biocidas son un gasto. Y eso es mucha diferencia.

vicente m. picó | ambientCare Dirección General

 

Share this Post: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit RSS Email

Comments are closed.